Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios analizando sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Acepto Más información

5 actividades inolvidables en Navarra para todos los gustos

Beintza Labaien en Navarra
Beintza Labaien en Navarra
Pintxos
Pintxos
Pamplona al atardecer
Pamplona al atardecer



Para muchos, Navarra es sinónimo de San Fermines, encierros y mareas de gente en blanco y rojo.
Pero lo cierto es que, Navarra, es muchísimo más que eso.
Navarra oculta un sinfín de sorpresas para ti, el amante de la gastronomía...
O para ti, el apasionado del deporte al aire libre...
O para el enamorado de las leyendas y la historia...
Y, sobre todo para ti, el que sueña con poder descansar en relax entre naturaleza virgen, alejado del bullicio de las grandes ciudades.
Hagas lo que hagas, ese “rinconcico” del norte de España con tanta personalidad te va a robar el corazón.
Garantizado.
Para que te hagas una idea de lo mucho que ofrece nuestra Navarra, hemos recopilado algunas sugerencias para todos los gustos.


Para los apasionados del buen comer



Una lista de actividades por hacer en Navarra tiene que empezar haciendo referencia a la gastronomía.
Porque en Navarra, el verbo “comer” adquiere un significado totalmente distinto.
En Navarra comemos porque disfrutamos de la calidad de nuestro producto (¡contamos con 15 certificaciones de calidad, testimonio de la excelente calidad de la materia prima que nos regala nuestra tierra).
Y, en Navarra comemos porque disfrutamos del aspecto social del comer.
Comer es una parte muy importante de nuestras vidas.
La cocina vasco-navarra es una cocina de origen rural, sin pretensiones. Como nosotros.
Utilizamos pocos ingredientes, nacidos de la gran variedad de paisajes de nuestra tierra, todos de calidad excelente: carnes, pescados y la mejor huerta de España (¡aunque seguro que La Rioja y Murcia tendrían mucho que discutir sobre eso!).
Nos gusta poder reconocer el sabor verdadero del producto, y disfrutar de su esencia. Sin especias. Sin inventos (¡Cuidado, que eso no quita que últimamente la cocina vasco-navarra esté explorando nuevos sabores a través de cocineros jóvenes y de manera muy innovadora y exitosa!).
Comer, para nosotros, es sinónimo de amistad y buenas vibraciones. De ahí que los Pintxos, sean una de nuestras tradiciones más arraigadas. Juntos, con la cuadrilla o la familia, “hacemos ruta” antes de comer o cenar, disfrutando de Pintxos maridados con un buen vino.


¿Te animas a degustar esta deliciosa “cocina en miniatura” en buena compañía?
Averigua dónde probarla en nuestro artículo Así es la gastronomía del Norte de España. ¿A qué esperas a probarla? 


Para los amantes de la naturaleza



Valles verdes, cumbres nevadas, sorprendentes gargantas esculpidas por la erosión, cuevas interminables, lagos, bosques, parques naturales...
La variedad geográfica y climática en Navarra es sorprendente y abre un sinfín de posibilidades para el amante de la naturaleza. Podrás practicar deportes de aire, de nieve y de agua, senderismo, ciclo turismo, montañismo... la lista es interminable.
¿Por dónde empiezas?
Aquí tienes algunas sugerencias:


Valle del Baztán:
El verde intenso de las laderas de este valle enmarcan sus muchos palacios, caseríos, monasterios y puentes medievales. Adéntrate a cualquiera de las rutas naturales del valle del Baztán y escucha las fascinantes leyendas de un pasado repleto de brujas, peregrinos y contrabandistas.


Parque Natural del Señorío de Bertiz
Disfruta de las 2.040 bellísimas hectáreas de este enclave natural ubicado en el Pirineo occidental navarro, a orillas del río Bidasoa. Piérdete en su jardín botánico, de más de 100 años de antigüedad, y por los muchos senderos que encontrarás en este bosque atlántico de naturaleza exuberante.


Cuevas de Urdax
Creadas por la continua erosión del río Urtxuma desde hace unos 14.000 años, las cuevas de Urdax encierran un universo mágico por el que pasaron personajes de leyenda como brujas, contrabandistas, guerrilleros, peregrinos, monjes e inquisidores. Adéntrate en este mundo fascinante a través de una de las visitas guiadas por las galerías de estas cuevas talladas en la atractiva localidad pirenaica de Urdazubi/Urdax.

Bardenas Reales
Declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO, el Parque Natural de las Bardenas te ofrece un paisaje totalmente distinto a los bosques frondosos del norte de la provincia. Un paisaje semidesértico que se extiende a lo largo de las 42.500 hectáreas del parque, esculpiendo insólitas formas de arcilla, arenisca y yeso, y creando un entorno de apariencia lunar que ha servido de inspiración a artistas de todo el mundo. En el Parque de las Bardenas se han filmado series televisivas tan conocidas como "Juego de Tronos".


Nacedero del Urrederra
Uno de los espacios naturales más impresionantes de toda Navarra, en el Nacedero del Urederra encontrarás bellísimas cascadas, anfiteatros rocosos, y pozas de agua de un turquesa vívido incomparable. En el sendero de escasa dificultad que recorre el curso del río, podrás gozar de la diversidad natural de este espacio, incluidas algunas especies de animales insólitos como los buitres, alimoches, milanos y aguiluchos.


Para los amantes del buen beber



En Navarra se produce una condición climática única en la Península Ibérica al confluir los climas atlántico, mediterráneo y continental en una región de unos 150 km de longitud. Esta concurrencia de microclimas es lo que ha dado lugar a 5 áreas de producción vinícola claramente diferenciadas en Navarra: Baja Montaña, Valdizarbe, Tierra Estella, Ribera Alta y Ribera Baja.
Si eres amante del buen vino, te sentirás en casa en cualquiera de ellas.



 Para los amantes de la historia



El Antiguo Reyno de Navarra es una de las entidades políticas de mayor continuidad histórica en toda Europa. Uno de los primeros reinos que surgieron en España tras la desintegración de los reinos visigodos y la invasión de los árabes, Navarra fue uno de los motores de la reconquista. Sancho III, incluso llegó a gobernar gran parte del reino de Castilla-León, Aragón, la Rioja y por supuesto Navarra.
En Navarra nos gusta cuidar de nuestra historia. Hoy en día, muchos de nuestros caseríos, como Villa Argentina, se han convertido en casas de alquiler donde se puede disfrutar de un entorno sereno y de la cultura, historia y gastronomía local. Una manera incomparable de conectar con la esencia de esta bellísima tierra y su pasado inmemorial.


Zugarramurdi
Un pequeño pueblo de apenas 200 habitantes en el Pirineo occidental navarro, Zugarramurdi te enamorará no solo por sus caseríos blancos y el encanto natural de su entorno, sino también por las muchas leyendas que hablan de pócimas, hechizos y brujería entre sus vecinos. Únete a sus vecinos el 18 de agosto y celebra la incomparable historia de este místico pueblo. ¡Y no te pierdas sus maravillosas cuevas!


Pamplona
En Pamplona se unen el arte, la tradición, la solera, la cultura y sobre todo, la comunidad. ¡No en vano se sentía el famoso autor americano, Ernest Hemingway tan atraído hacia nuestra ciudad!
Fundada por los vascones en el primer milenio a.C. con el nombre de Iruna, Pamplona sucumbió a las fuerzas del emperador romano Cnea Pompeyo, del que deriva su nombre actual. La Pamplona medieval estaba dividida en tres burgos diferenciados socialmente y divididos jurídicamente por murallas. El Casco Viejo actual conserva parte de esas murallas y de las empedradas calles de aquel entonces. Hoy en su mayoría peatonales, estos antiguos callejones se abren camino a lo largo de la parte histórica de la ciudad, entre iglesias medievales, palacios y, cómo no, bares y restaurantes.
El corazón histórico de Pamplona se encuentra en la Plaza del Castillo, uno de los lugares favoritos de Hemingway, desde donde observaba a los locales entrar y salir de los muchos restaurantes, bares y hoteles.
Los callejones del Casco Viejo se conocen hoy por formar parte del resbaladizo recorrido por donde circulan toros y mozos durante el Encierro.
También parada obligatoria en esta zona: La bella Catedral de Pamplona, el Ayuntamiento y el Museo de Navarra.


Puente la Reina y Eunate
En este bello puente medieval se unen todos los caminos que van hacia Santiago de Compostela, formando una única ruta a través de la histórica población de su nombre, “Puente la Reina”. Por sus empedradas calles circulan diariamente peregrinos camino hacia Santiago.


Olite
Dominando esta señorial población a 42 km al sur de Pamplona, se alza la silueta esbelta y las torres almenadas del Castillo-Palacio de Olite. Dicen que Walt Disney se inspiró en esta espectacular obra de arte para crear el famosísimo castillo de la Bella Durmiente. Tanto si es cierto como si es un mito, el Castillo-Palacio y la villa de Olite te transportarán a una época de princesas, juglares, arqueros y torneos. Obsérvalo todo disfrutando de uno de los deliciosos “caldos” de la que es la capital del vino navarro.



Para el amante del deporte



¡A pie, a caballo, en bici, en quad o incluso en segway! Tú decides, pero que sepas que Navarra te ofrece un entorno natural incomparable para practicar cualquier tipo de deporte. Desconecta practicando actividades tranquilas en nuestros parques naturales, o, busca el subidón de adrenalina lanzándote en parapente y ala delta sobre el Valle de Belagua, la Sierra de Aralar o la Sierra de Leire.


Y, para terminar ese día inolvidable en el Reyno de Navarra, nada mejor que sentarse en la terraza de Villa Argentina, con una copa de vino de denominación de origen local, disfrutando del frondoso paisaje que la rodea.
¿Te animas?
Reserva tu estancia aquí.

10 de mayo de 2017